jueves, 17 de febrero de 2011

Año del conejo de metal yin -2011-


El calendario Chino se compone de 60 binomios, formado de las combinaciones de las 12 ramas terrestres y los 10 troncos celestes. Las opciones son 120, pero solo se toman entre ellas las que son de la misma polaridad, es decir, yin-yin y yang-yang, por lo que se reducen a 60.

Estos 60 binomios designan todo el tiempo, años, meses, días y horas y componen el calendario chino y lo que en astrología china se denominan los 4 pilares del destino.

El año en que nacemos, corresponde a uno de estos 60 binomios, pero lo que define nuestra identidad son los 4 pilares y el fluir de la energía a través de ellos.

La energía de cada año se relaciona con nuestra constitución energética y entra a través del binomio pilar del año en que nacimos, por ello se puede establecer cierta generalidad en como será un año para las personas nacidas en determinado año, auque la idea es analizar el encuentro de los binomios completos y no solo la rama terrestre o animal.

Esto generalmente no se hace porque resulta largo; dar 60 opciones es más complicado que12.

Este año 2011 corresponde al año del conejo, signo de elemento madera ya que esa es la naturaleza de la rama terrestre. El elemento que complementa este binomio es el metal correspondiente al tronco celeste.

El conejo es la cuarta de las doce ramas terrestres, en chino se llama Mao –que también traducen gato- y simboliza la gentileza. Representa la vitalidad de la primavera, la etapa del año donde lo vivo tiene un nuevo comienzo y oportunidad de vida. El conejo se caracteriza por su apariencia suave, honesta y limpia. Es amable, agudo, observador y pasivo. Indeciso e influenciable. Es cuidadoso en lo que hace lo que genera confianza de los demás hacia él. Es conservador y poco creativo, pero muy prolífico.

Es un animal diplomático y pacífico, aunque no debemos confundir con debilidad su naturaleza yin. Es valiente y fuerte para defender aquello que quiere y aprecia. La naturaleza del conejo es tranquila, compasiva, confiable y tierna. Forma familias grandes y le gusta involucrarse en cuestiones humanas como formar parte del trabajo en equipo o realizar actividades de apoyo, ayuda y soporte a los demás.

No gusta de ambientes de competencia prefiriendo las cosas sobre seguro y en armonía. Sus emociones tienden a ser balanceadas a menos que aparezcan situaciones improvisadas y descontroladas lo que lo lleva a, de manera instintiva, buscar crear una atmósfera de paz y confort. Es un muy buen anfitrión siempre atento a los requerimientos de otros. Es un convencido de que los detalles rigen la energía de un lugar o una situación por lo que es observador y rígido hacia todo aspecto por insignificante que parezca lo que lo convierte en crítico.

Cuando se ve sobrepasado, manifiesta su naturaleza negativa poniéndose terco. Ante un problema, depresión o indecisión esconde sus pensamientos en la creencia de que no tiene por qué molestar o agobiar a otras personas con sus opiniones o demandas.

Su estilo de vida es conservador, no le gusta arriesgar su estabilidad y seguridad lo que lo puede llevar a perder buenas oportunidades. Le corre a las complicaciones, a las confrontaciones y a las argumentaciones.

Sin embargo, este año 2011 es un año conejo de metal lo que le imprime una característica muy particular al año: un conejo no tan preocupado por los demás, ambicioso, seguro de sí mismo y visionario. Rudo debajo de su apariencia tierna y amable. Diplomático pero frío, indiferente a los sentimientos de otros y solitario. El metal del año le imprime fortaleza, decisión y rigidez generando un ambiente o tendencia inflexible y reaccionaria.

Esto dado que el Qi que se manifiesta más visible es el del tronco celeste y entonces tenemos según el ciclo del Wu Xing una madera controlada por el metal, al igual que el año pasado.

Se percibirá un ambiente enfrentado durante el año, de competencia y desequilibrio y de necesidad de seguridad y estabilidad. Por ello la mejor tendencia es buscar la seguridad, el equilibrio y la amabilidad que son las cualidades del conejo.

Este año comienza con energía de primavera -ya que el conejo corresponde al mes de marzo, primavera en el hemisferio norte- lo que le da matiz de ser un año donde se va a sentir que el tiempo pasa rápido y es un muy buen año para casarse. Aunque los logros que prentendamos concretar se vean lentos y con algún tropiezo.

Debemos estar alerta, ya que bajo la diplomacia y aparentes buenas formas, se esconderán ambición y el egoísmo. Cuidado con pecar de ingenuos, es importante poner atención a los detalles y ser muy quisquillosos para no dejarnos engañar con facilidad y para que no haya abusos hacia nosotros.

Respecto al Feng shui, es un año donde rige la estrella 7 que es metal yang, su imagen es la espada, lo que le imprime un matiz engañoso al año. La estrella 7 se caracteriza por ser generadora de problemas, accidentes, robos, fraudes y pérdidas. Esta es la energía que va a reinar durante el año.

Este es un año que podemos asociar con una espada de doble filo. No hay que dejarse llevar por la idea de que es un año fácil, al contrario, es un año donde la hipocresía y las intenciones escondidas van a reinar. Debemos cultivar nuestra capacidad crítica.

La tendencia es de robo de ideas, planes, ilusiones, proyectos e incluso pertenencias. Extrema precauciones y no caigas en el juego de las grandes promesas de excelentes resultados y ofrecimientos de grandes ganancias. La realidad es que es un año donde se pueden presentar pérdidas muy fuertes causadas por la ingenuidad, la superficialidad y la manipulación.

Cuidado con los accidentes, este año serán constantes. Desde tropezones y lastimaduras de huesos, tendones y nervios hasta accidentes asociados con metal: coches, trenes, aviones. Es un año donde debes de tener en orden tus seguros (de gastos médicos, de accidentes, etc.)

Lo bueno es que muchos de estos fraudes quedaran en evidencia, quedando en el juicio público quienes los promovieron y mucha gente decepcionada. No es un año para arriesgar, el patrimonio se mantiene mejor si seguimos la actitud conservadora del conejo.

Este tipo de conflictos serán muy evidentes a nivel de los gobiernos, ya que muchos caerán en una demagogia tratando de convencer que hay que hacer cosas “necesarias” para tener seguridad y estabilidad. Veremos líderes manipulando con falsas .

Es un año donde la energía es de choque y conflicto disfrazado, las mismas que el año pasado eran evidentes. El binomio entre madera y metal se pelean generando una atmósfera de temor y soledad donde el crecimiento y desarrollo se percibirá detenido y estancado lo que llevará a muchas personas querer sentirse parte de grupos o a seguir líderes que se hagan cargo sus problemas.

La sensación general dentro del año será de sentirnos perdidos y sin rumbo, cuestionándonos hacia dónde vamos. Este año tú debes de asumir las riendas de tu vida y no caer en la promesa de que otro tiene la clave o la llave para solucionar tu situación.

Es un año para meditar y pensar mucho antes de actuar, guíate por la sensatez y por tu intuición, básate en los principios y evita lastimar y propasarte con los demás. Durante este año la tendencia es de obtener beneficios a través del manipular y burlar a los demás. El peligro está en que será tan bien disfrazada la intención con amabilidad y diplomacia que será muy fácil caer y formar parte de las personas que pierden por creer.

En cuanto a los aspectos positivos, es momento de actuar con entusiasmo, de motivación y de ponerle empeño a todo lo que deseas realizar. Es un año de retos y acertijos mentales así como de redescubrimiento de nuestra propia identidad. Actúa buscando el crecimiento interno, cultural, personal y espiritual y eso te puede llevar a tener grandes beneficios. Puedes llegar a conocer y descubrir muchas cosas sobre la naturaleza humana, siempre desde las perspectiva yin de las cosas.

En primavera, es cuando renace la vida, es tiempo de enfatizar tu entorno personal, un año en el que el Feng Shui se puede volver una excelente herramienta de balance y armonía. Disfrutemos de nuestra casa y de las reuniones con seres queridos..

Es el año ideal para actuar con diplomacia, es un año parecido al año del tigre que acaba de pasar pero en su versión yin, la diferencia está en que este año no se percibirá agresividad, la tendencia se esconderá debajo de la negociación y los acuerdos que solo beneficiarán a algunos. Recordemos que ambos años tienen la misma imagen "Madera del pino solitario" y sólo se diferencian por su polaridad energética, yin o yang. Es una madera materia prima, valiosa para transformala, pero ello implica esfuerzo.



Saludos,

4 comentarios:

♥♥♥ M @ r Y ♥♥♥ dijo...

¡Que interesante yo soy ovejita ¡

Te dejo mi cariño.
*¸.•´¸*.•*´¨) *¸.•*¨) ¸*.•´*¸.•*´¨)*
*(¸*.•´ (¸.*•` * ¸.•´*¸.•*´*¨) ¸*.•*¨)
♥♥♥ M @ r Y ♥♥♥

El Oscar dijo...

Los chintos la llevan y la llevarán tutti muy pronto..Chauuuuuu Tio Sam

Claudia Canifru dijo...

Leí con calma y guena letra este post, porque sé que eres capa en estos temas.

Sigue pasándola chancho en las vacas!

Ipnauj dijo...

Ojalá sea el año de la gentileza.

Un gran saludo.