domingo, 13 de diciembre de 2009

Acontecimientos inesperados...



Martes
Tenía un carrete con unas amigas…
me pongo un vestido y se me caen tres botones, tres…
no quedé en pelotas literalmente
porque era en la espalda cerca del cuello y pasó piola,
pero no para mi sobre todo tratándose de un vestido
que me habré puesto unas treinta veces…
Esa noche además, puse en duda mi voto por Arrate…
por miedo y pragmatismo.

Miércoles

me levanto, prendo la tele y está sin señal…
entonces voy a buscar mi netbook y ni siquiera enciende…
un poco raro, no.
Y para rematarla, cuando le voy a poner la batería cargada
a mi cámara fotográfica nueva
la tapita se quiebra y ahí sí que quedé pa’ dentro…
Antes de ni siquiera ducharme llamo a mi marido
y le cuento la seguidilla de desastres tecnológicos
que había tenido en minutos,
que fue tan rápida, que no me dio tiempo a sentir ninguna emoción,
simplemente estaba más que sorprendida
y sólo quería entender,
así que me puse atenta a más señales de la vida
por si alguna me daba la clave…

Prendí mi computador viejo y tecleé en Facebook:
“viejito pascuero acuérdate de mí,
me porto bien en casa, también en el jardín”…
un chiste inconsciente casi,
pero quizá algo más…

Jueves
Un día lindo, bien en el hospital,
feliz con la mejoría de los pacientes
y carrete buena onda con los compañeros
del “Club de la Novia”.

Viernes

Clase de neurología y encuentro con mis amiguis.
El profe me dice que me tiene un regalo…
pero no era del profe,
sino que era un libro enorme que se llama “Curso de Milagros”
y me lo había mandado con él
un compañero de la escuela de Argentina que conocí en China,
pero que no es mi amigo –ni siquiera en facebook-
aunque si hay buena onda obviamente.
Algunas veces me había hablado de libro
y me lo había ofrecido, nunca creí que me lo regalaría,
pensando que era otro de sus chistes,
porque tiene un humor un tanto extraño.

Nada más llego a mi silla otra compañera,
que no pudo estar en la junta de amigos acupuntores en mi casa
y me entrega un segundo regalo…
Un hermoso cuadro rojo con peces dorados bordados
que simboliza la prosperidad.
La verdad es re lindo y más lo valoro viniendo
de las manos de una amiga autentica china de Taiwan.

Estuve toda la clase con una sonrisa de oreja a oreja,
algunos compañeros me preguntaban si estaba de cumpleaños
y yo les decía que no, pero igual me sentía como si sí.
Nada más salimos, partí con mis amigas a carretear
y cuando íbamos por Providencia del estacionamiento al bar,
miro al suelo y me encuentro un dólar…
Sí, un dólar americano, no una luca… improbable pero posible y si.

Mis amigas aún más impactadas con la buena racha
me sugieren que compre un Kino
y yo les digo que si me lo gano, nos vemos todas a China.
Buscamos y buscamos loterías, pero a esa hora fue imposible,
así que simplemente entramos al bar y disfrutamos la noche.

Sábado
Clases a la 09:00 de la mañana, difícil después del carrete
pero ahí estábamos con las patologías neurológicas…
Llega mi amiga Clau y me regala a esa hora un cartón de Kino…

Alrededor de las 19:30, luego de salir de clases
fuimos al Sebastian a tomar helados
y cuando hablábamos de las elecciones,
nuestras dudas y miedos aparece delante de nosotras
nada menos que Jorge Arrate con su mejor cara de respuesta…
comencé a aplaudir con mis amigas
y le sacamos una gran sonrisa al candidato.

……………………………………………………….

Hoy

No quiero reflexionar nada,
tal vez estas cosas pasan siempre y al no estar atentos
no nos damos cuenta de ello.
Hoy comencé a leer el libro de milagros
y a practicar el primer ejercicio.
No es casualidad que se llame así
y que llegue cuando me pasan todas estas cosas…
También hoy mismo colgare mi cuadro de peces dorados…
Mi dólar está en la billetera junto al boleto de kino
y nuestras ganas de irnos a China.

Gracias a la vida por ponerme esto en el camino,
los acontecimientos, mis amiguis,
que sea consciente de ello y poder disfrutarlo.

El presente es un regalo, por eso se llama presente…

…ahora me voy a votar.

2 comentarios:

Mary Rogers dijo...

Qué bonito post! Me recuerda que hace años- cuando no tenía los problemas que tengo hoy pero estaba muy deprimida- una amiga psicóloga me dijo que prestara atención a las señales y a los milagros diarios. De esa forma uno sigue esperándolos. ¡Tú los estás registrando!

Un abrazo

Laura Virtual dijo...

Esta la página del libro
www.acim.org